lunes, 24 de mayo de 2010

LOST: The End. El final de Perdidos.

Ahora que esta magnífica serie ha conluido, es un buen momento para dedicarle una reseña.

Retrospectiva: Mi experiencia con Perdidos

He de decir que no comencé a seguir esta serie en 2004, cuando se emitió por primera vez, sino en 2008, cuando ya iban por la Cuarta Temporada.

Soy fan de la narrativa manganime, y estaba en busca de una serie de acción real (con seres humanos) que tuviera la complejidad y profundidad de algunas series niponas. Toda aquél a quien pregunté me señaló Perdidos.

Tras escuchar algunas reseñas, me enteré de que las tres primeras Temporadas se apoyaban fírmemente en Flash-Backs, y que a partir de la Cuarta Temporada (SPOILER) nos presentaban a los Flash-Forwards (/SPOILER), así que desde el principio percibí la serie como una compleja narrativa no lineal.

Decidí hacer una cosa muy rara. Cogí las dos primeras Temporadas y me las ví a la vez: un capítulo de una, un capítulo de otra... hasta el último de los 25 episodios de cada temporada. Quería experimentar desde el principio el concepto Flash-Forward, a mi manera... Y a pesar de los Spoilers que me tragué, me pareció una experiencia muy interesante. No os preocupéis, a partir de la Tercera Temporada ya me fui viendo los episodios en el orden en el que se supone que tenemos que verlos.

Fue en el octavo episodio de la Tercera Temporada en el que la serie cobró una nueva dimensión para mí. Es el capítulo titulado Flashes Before Your Eyes. El protagonista es (SPOLIER) Desmond (/SPOILER), cuyo actor (SPOILER) Henry Ian Cusick (/SPOILER), ya nos había demostrado de lo que era capaz en (SPOILER) sus cinco episodios como actor recurrente en la Segunda Temporada, especialmente en ese final de temporada tan emocionante (/SPOILER). Pero lo más interesante en Flashes Before your Eyes, es que nos presentan el concepto de (SPOILER) los Viajes a través del Tiempo (/SPOILER), una idea que, bien llevada y sobre todo bien hilada, nos puede traer historias espectaculares, magníficas, de lo mejorcito, como pueden ser (SPOILER) Regreso al Futuro, los primeros cómic de los Cuatro Fantásticos, Frequency (/SPOILER), y un largo etcétera.

Pronto llegué al momento que se estaba emitiendo en Estados Unidos, de la Cuarta Temporada. Y señores, qué temporada. Siempre que hablo de esta serie hago especial hincapié en esta Temporada, la considero de las más trepidantes, la que más sorpresas y puntos de giro tiene, la más rápida, y sobre todo la más intensa. ¿Por qué?
Las tres primeras temporadas tienen alrededor de 24 episodios cada una.
La Cuarta Temporada tiene sólo 14, pero consigue contar, en casi la mitad de episodios, un arco argumental igual de complejo, un número de sorpresas similar... Intenta contar lo mismo, pero de una forma mucho más compacta. Y el resultado, como he dicho, es la temporada más trepidante, sorprendente, rápida e intensa de todas.

La Quinta Temporada lleva aún más allá la narrativa No Lineal haciendo hincapié en (SPOILER) los Viajes a través del Tiempo (/SPOILER). Juega también con los espectadores, escondiéndonos información importante para impedirnos entender enseguida el argumento en su totalidad, y repartiendola estratégicamente a lo largo de la Temporada. Y dejándonos con un final de lo más desesperanzador, haciendonos casi insoportable la espera de ocho meses que nos hicieron padecer hasta el estreno de la temporada final.

Y llegamos por fin a la Sexta y Última Temporada. Aún brillantes, no puedo evitar sentir que la mayoría de los capítulos no llegan al nivel de temporadas anteriores. Pero también es verdad que la calidad de Perdidos había llegado a unos estándares tan altos que eran difíciles de mantener hasta el final.


En cuanto al Episodio Final de la se
rie.

(A partir de aquí todo son SPOILERS).

La emisión del episodio en España ha marcado un precedente importante: En Cuatro lo han emitido prácticamente a la vez que en Estados Unidos. Han sido alrededor de unos 30 minutos, para dejar tiempo a los traductores, redactores y sincronizadores para crear los subtítulos en español. Ha sido un experimento arriesgado, y el resultado no ha sido perfecto: Se han equivocado con algunas palabras, y la han pifiado ocasionalmente con la sincronización, y por encima de todo, los que vimos los primeros 30 minutos sin subtitular en FOX antes que en Cuatro nos dimos cuenta de que por alguna razón ¡se dejaron fuera una escena entera!.

En cuanto al episodio en sí, ha sido en su conjunto un final más que digno para la serie. Como mínimo, ha estado muy por encima del resto de los episodios de la presente Temporada.

Los diálogos han sido excelentes. A cada momento estaban haciendo guiños a episodios anteriores, variantes de frases recurrentes, o referencias a la cultura popular. Me han entusiasmado detalles como la frase que dice Hurley poco después de empezar el episodio:
"I've got a bad feeling about this..."
¡Es brillante! Es una frase que se repite en las seis películas de la Star Wars, y al decirla trata de comparar la emoción que sentimos al ver este episodio con la de ver una de las entregas de aquella saga... ¡y para mi gusto llega a ese nivel!

Otras líneas de diálogo increíbles son las que los propios guionistas nos dirigen a nosotros descarademente en boca de los personajes, como cuando Locke dice que se siente algo decepcionado con la elección de Jack como sustituto de Jacob, que era la elección obvia y que esperaba algo más... ¡pero entonces, hacia el final del capítulo, nos vuelven a sorprender en un punto de giro en el que el sustituto definitivo de Jacob es Hurley! Un desarrollo de acontecimientos brillantemente concebido, totalmente satisfactorio, y para nada predecible, al menos por mi parte.

Por otro lado, la Realización del episodio, la dirección de escenas, la fotografía, la puesta en escena y las técnicas de narrativa utilizadas en general han sido magistrales. Había un rumor hace mucho de que este último episodio se iba estrenar originalmente en cines, en vez de emitirlo por televisión, y muchas de las imágenes parecen reminiscentes de esa idea, porque emanan espectacularidad por todos lados. Por ejemplo, la esperada batalla final entre Jack y Locke. A lo largo de la temporada nos fueron preparando para este enfrentamiento, y algunos de los fans temíamos que no se tradujera en una pelea de verdad, con puñetazos y patadas, pero la presentación de la breve escena ha colmado todas mis espectativas. Es el momento en el que Jack recibe la herida en el cuello, la herida que estábamos viendo en los Flash-sideways desde el principio de la temporada. Es una pelea que parece estar construida como un guiño a la espectacular batalla final de Matrix Revolutions, ¿no os parece?

Los giros argumentales también han sido bastante satisfactorios. Por ejemplo, ¡el detalle de que Richard Alpert y Frank Lapidus siguieran vivos! Esto confirma la regla no escrita de que, si no vemos el cadáver de un personaje en pantalla, probablemente seguirá vivo, por mucho que la lógica nos indique lo contrario. Es una lección que tenía que haber aprendido cuando Gandalf parece haber caído hacia una muerte segura en la versión cinematográfica de El Señor de los Anillos. (No me había leído el libro por aquel entonces, así que me cogió por sorpresa que siguiera vivo en la segunda entrega de la trilogía). Las desapariciones de Richard y Frank en los capítulos anteriores parecían dejar bastante claro que los personajes habían pasado a mejor vida (Frank había quedado inconsciente en un submarino que estaba sufriendo una versión acelerada del destino final del Titanic, y Richard había recibido el ataque del siempre letal humo negro), pero sus muertes tenían un toquecito de ambiguedad que no podía dejar a los fans indiferentes, y que finalmente ha demostrado ser intencionado.

Pero vayamos a reseñar el final final, los diez últimos minutos de la serie.

En uno de los podcast de audio que grabaron los guionistas y productores principales hacia el final de la serie, Damon Lindelof y Carlton Cuse comentaban que sería un final muy al estilo de Perdidos, que quisieran que pudiera dar de qué hablar durante muchos años. Y creo que lo han conseguido. Tal y como yo lo veo, a un espectador casual le parecerá haber entendido una cosa, mientras que el fan incondicional que haya estado prestando una cuidada atención al argumento podrá entender de veras qué es lo que los guionistas trataban de trasmitir.

En Cuatro, justo después de la emisión del episodio, dieron paso a un debate sobre lo que acabábamos de ver, y los ponentes de este debate sacaron esta conclusión:
Al final resulta que todos estaban muertos desde el principio.
Pero lo entendieron mal, sacaron la conclusión equivocada.

Para explicar lo que ocurre realmente durante los últimos minutos de la serie hay que diferenciar entre Final y Epílogo.

En el Final de la serie, hay Seis personajes que consiguen escapar de la isla sanos y salvos en el avión de Ajira. Por un lado, tres personajes protagonistas de la primera temporada: James "Sawyer" Ford, Kate Austen, y Claire Littleton. Y por otro lado tres personajes un poco menos principales, que son Frank Lapidus, Richard Alpert y Miles Straume. Que estos tres últimos personajes sobrevivan al final de la serie, e incluso el mero hecho de que Miles y Lapidus hayan llegado vivos hasta el último episodio, (y que sin embargo los Kwon no lo hayan conseguido) me resulta impresionante y un ejemplo de lo impredecibles que han sido los guionistas a lo largo de toda esta epopeya.
¿Qué les sucede a estos seis personajes una vez que han conseguido escapar de la isla? No lo sabemos, pero se implica de algún modo que vivieron felices y comieron felices. Un final feliz para al menos seis de los personajes.

Por otro lado, hay tres personajes que se quedan en la Isla, pero que también han sobrevivido al Final. Estos son Hugo "Hurley" Reyes, Benjamin Linus y Desmond Hume. Hugo pasa a ser el sucesor definitivo de Jacob, el nuevo protector de la Isla, y se muestra desorientado, se pregunta qué es lo que debe hacer a partir de ahora. Ben le sugiere que puede empezar por ayudar a Desmond a volver a casa. Hugo dice que se supone que la gente no puede abandonar la Isla así como así, pero Ben le dice que esa es la manera en la que Jacob llevaba las cosas pero no es necesariamente la correcta. De hecho, la forma en que Jacob llevó las cosas dio lugar a muchas tragedias y muchas muertes, pero Hugo puede hacer algo que se le da mejor, cuidar de las personas. Ante la sabiduría de Ben, Hugo le pide que le ayude, y que sea el segundo a cargo de la Isla. Ben acepta el puesto, considerándolo un honor. Lo que se implica es que a partir de ese momento viven muchas más aventuras, y probablemente consiguen devolver a Desmond a su casa con su querida Penny. Pero todas esas aventuras se las dejan en el tintero, porque como decía Michael Ende, "esa es otra historia, y debe ser contada en otra ocasión".

Y por último, está nuestro trágico Héroe , Jack Shepard, que se sacrifica por el bien de los demás. La escena de su muerte está magníficamente relatada. Llega a trompicones hasta el claro en el bosque de bambú en el que despiertó en el mismísimo primer episodio de la serie. Pasa al lado de la zapatilla deportiva que estaba por allí, que en todos estos años nadie se había molestado en desolgar y que ahora está roñosa y desaliñada. Se tumba y parece que va a morir solo, pero se le acerca el perro Vincent, que fue el primer ser vivo con el que se cruzó en el primer capítulo, y el buen chucho le acompaña en sus últimos momentos. En esta historia nadie muere solo. Y terminamos con el plano detalle del ojo de Shepard, que se cierra, completando el círculo.

Todo ello es la conclusión de la serie. Pero por otro lado está el Epílogo, un epílogo que puede confundir a los epectadores. La razón detrás de estas confusiones es que nos llevan relatando el epílogo desde el comienzo de la Sexta Temporada. Lo que pasa es que nos lo habían disfrazado bajo la máscara de lo que conocíamos como "Flash-sideways". Estos Flash-sideways parecían representar una realizad alternativa, un mundo paralelo en el que el avión Oceanic 815 nunca se ha estrellado, en la que la Isla está hundida muchos kilómetros bajo el mar, y en la que los personajes tienen muchas diferencias respecto a sus equivalentes en el "mundo real". Por ejemplo, Hurley es un tipo con buena en vez de mala suerte, Sawyer es un policía en lugar de un estafador, Jack tiene un hijo, y todos los personajes que han ido muriendo a lo largo de la serie están ahora vivos. Durante toda esta última temporada nos estábamos preguntado qué pintaba este mundo paralelo, cuál era su origen, y por qué era necesario para contar la historia de Perdidos. Pues bien, ahora lo sabemos: Todo lo que hemos visto en los Flash-sideways es un epílogo de la serie.

Lo que implica es que incluso los personajes que sobreviven al Final de la serie, descrito en los párrafos anteriores, tuvieron que morir algún día, como todos los seres vivos sobre la Tierra. Y una vez que todos los personajes estuvieron muertos, fueron a parar a un Cielo o Purgatorio común. La razón de ser de los Flash-sideways, del epílogo, se ha revelado finalmente como un recurso narrativo para reunir a todos los personajes de la serie, principales y secundarios, supervivientes y fallecidos, en un último puñado de secuencias con un gran valor sentimental.

¿Y es satisfactorio? Bueno, es bonito. Un dulce epílogo para dar por terminada una de las mejores historias jamás creadas.

6 comentarios:

Adri Phaustho dijo...

Entiendo el final y el epílogo, pero estoy disgustado con los guionistas. En muchos sitios he leído declaraciones que aseguraban que "al final se aclararía todo". Y no ha sido así. No explican los números, el sino de la isla, el porqué de la importancia (luego desestimada) de muchos personajes a lo largo de la historia...

En fin, una serie magistral con un final mejorable. Cuanto más lo pienso, más satisfecho estoy, aunque seguiré odiando a los guionistas eternamente; no me pienso conformar.

¡Saludos!

FJ García dijo...

Tal y como lo he entendido yo, lo de que "al final se aclararía todo"... ¡en realidad sí que se ha cumplido!

Bueno, con dos matices:
1) Al final lo que se ha aclarado ha sido casi todo, o en realidad las preguntas más interesantes, las que han hecho pasar a los protagonistas todas sus aventuras, que de eso era de lo que iba la serie.
2) No ha sido "al final" cuando se ha aclarado todo, sino a lo largo de toda la serie.

Es cierto que algunas de las respuestas no han sido del todo satisfactorias. Uno de los capítulos con más respuestas ha sido "Across the Sea", el que te contaba la historia detrás de Jacob y el Humo Negro... y tengo que admitir que es de los episodios que menos me ha gustado de la serie, precisamente porque las respuestas dadas... digamos que no han sido tan espectaculares como algunos nos esperábamos.

Quiero resaltar que mi reseña habla del capítulo FINAL, y el capítulo final no ha sido un capítulo de respuestas (en su mayor parte) sino de resolución de la historia, de cerrar el círculo, y en ese aspecto les pongo un 10. El argumento de Perdidos ha demostrado tratar principalmente sobre los personajes, cómo interactuaban entre ellos y cómo respondían a los misterios, y no se ha hecho tanto hincapié en los misterios en sí.

Pero sí que tengo la impresión de que la gran mayoría de los misterios han ido resolviéndose, y no de golpe y porrazo en una última revelación al final del último episodio, sino paulatinamente, insisto, a lo largo de la serie. Algunos ni siquiera los han resuelto con una sola frase explicativa, sino que se pretende que te pongas a pensar, que recuerdes qué sabçias sobre ese misterio en concreto gracias a anteriores capítulos y que ates cabos.

(espera, que sigo en el siguiente comentario)

FJ García dijo...

¿No explican los números? Te los explico yo: Jacob estaba detrás de los números. El caso es que el tío necesitaba un sucesor, y se puso a investigar y a buscar candidatos. Al final escogió como unos 360, y a cada candidato le puso un número. Siete de sus candidatos favoritos eran Locke (el número 4), Hugo (el número 8), Sawyer (el 15), Sayid (el 16), Jack (el 23) y los Kwon (que compartían el 42). Ahí tienes los números. A partir de ahí puede entenderse que estos números dieron de qué hablar, que alguien los retransmitió por una radio, que un tal Sam Toomey los escuchó y se los dijo a otro tal Leonard, y de ahí llegó a los oídos de nuestro querido Hurley, que los utilizó para participar en la lotería. Desde que los usó, Hugo padeció una increíble mala suerte y les echó la culpa a ellos, pero como nos dice Martha Toomey en el capítulo 18, no podemos echarles la culpa a unos números por una desafortunada serie de acontecimientos: Cada uno se crea su propia suerte. Los números también se utilizan en la serie a partir de algún momento tras El Incidente de 1977: Es una combinación numérica innecesariamente complicada que se introduce en un ordenador para poder pulsar un botón y "salvar el mundo", que aparte de impedir dejar libre una enorme bolsa de electromagnetismo (en estos últimos episodios conocida como "la luz") también servia como experimento conducido por la loca iniciativa Dharma. Una combinación que utilizaron también como "número de serie" para la escotilla bajo la cual se estaba conduciendo ese experimento. ¿Está relacionada esa combinación de Dharma con los números de candidato de Jacob? Los fans sólo podemos especular que es sólo una completa coincidencia o que los de Dharma escucharon en algún momento los números de casualidad (al fin y al cabo estaban viviendo en la Isla). O también podemos pensar que se originaron como el aleatorio número de serie de la escotilla, que los de Dharma lo utilizaron como inspiración para el experimento que tuvo más tarde bajo ella, y que sólo es una casualidad que los candidatos de Jacob tengan esos números. (Consecuentemente, la emisión de radio que escuchó Sam Toomey sólo sería un trabajador de Dharma intentando transmitir el código que había que introducir en el ordenador bajo la trampilla). Tío, como ves, hay muchos detalles sobre los números a lo largo de la serie, que tratar de explicarlos más allá les haría perder la magia. También los han usado los guionistas en algún otro sitio puntual (p.e.: en la matrícula de un coche), pero no hay que confundir estos guiños y autohomenajes con la explicación real.

¿El sino de la Isla? Lo han dejado muy claro en el mismísimo final de la serie: Hugo se quedó cuidando de ella durante muchos años, ayudado por el redimido Ben. Debido a la forma de llevar las cosas de Hugo, queda claro que el número de tragedias ocurridas en la Isla se redujo considerablemente, y eso podemos saberlo por lo satisfechos que vemos a Hugo y a Ben en la Otra Vida. "Has sido un genial número dos, Ben" "Y tú has sido un magnífico número uno, Hugo". Me encanta.

¿La importancia de muchos de los personajes? Bueno, en eso tendríamos que ponernos a hablar de cada uno de los personajes de los que tengas dudas.

Espero tu respuesta a este comentario, Adri. Me encantará seguir debatiendo sobre los misterios de esta serie.

Adri Phaustho dijo...

Lo de los números me cuadraba, como bien dices, desde que los introducen en la cueva en la sexta temporada; ahí entendí muchas cosas. Sin embargo, ¿hasta qué punto se puede entender todo el torbellino de "coincidencias" de que se repitan por doquier? ¿Realmente está en nuestras manos conjeturizar como locos sobre el porqué aparecen una y otra vez? Yo, por ejemplo, hubiera preferido algún flashback en el que se viera cómo, por ejemplo, es Jacob disfrazado de trabajador de Dharma el que pone el código en la escotilla, o el que se cuela en la estación de radio para grabar la señal... Eso, por ejemplo, me habría parecido una forma excepcional de ubicar los números sin que perdieran la "magia".

Lo que comentas sobre el sino de la isla es lo que tengo claro. Lo que no tengo claro no es lo que pasa después de la serie, sino antes. ¿Cómo llega una mujer de la época clásica que sabe latín a esa isla? ¿Y cómo llegan los otros hombres? ¿Debemos limitarnos a pensar que la luz es una "materialización" del bien y el mal del mundo, que además produce una gran fuente de corrientes electromagnéticas?

Y el humo negro. Quedé muy satisfecho cuando explican que el humo negro en verdad es un hombre, antagonista de Jacob. Me gustó mucho. Ahora bien: ¿por qué se convierte en humo negro al caer a la cueva? Mejor dicho, ¿por qué es el único que se convierte en eso?

¿Y el "tapón" del fondo de la cueva? ¿Tapa... el infierno, como la metáfora de la botella de vino de Jacob? En ese caso, me quedo satisfecho, porque no voy a negar el enfoque espiritual/religioso de muchos aspectos de la historia de LOST y me parece algo aceptable en el contexto de la serie.

Así, a bote pronto, eso es lo que me viene a la cabeza...

Carlos García Saura dijo...

Hitler no piensa lo mismo FJ...
http://www.youtube.com/watch?v=XFKoxKQHOk4

Saludos!

FJ García dijo...

Ey, me gusta el flash-back que propones de Jacob disfrazado de trabajador de Dharma, no hubiera estado mal en el episodio de El Incidente. :)

¿Cómo llega una mujer de la época clásica que sabe latín a esa isla? ¿Y cómo llegan los otros hombres? ¿Debemos limitarnos a pensar que la luz es una "materialización" del bien y el mal del mundo, que además produce una gran fuente de corrientes electromagnéticas?

La mujer que llega a la Isla al principio del episodio de Across the Sea y da a luz a Jacob & MiB es una de las supervivientes de un desafortunado naufragio cerca de las costas de la Isla (los otros hombres que mencionas también son miembros del naufragio). Podemos deducir que probablemente ella y sus camaradas son parte del Imperio Romano, porque al menos ella habla latín. No necesitamos saber más cosas del pasado de esta mujer, sólo es un personaje aleatorio que llega a la isla y que da a luz a gemelos antes de morir asesinada, y que la mujer que la asesina se hace cargo de sus hijos, y convierte a estos en lo que terminan siendo al final.

¿Debemos limitarnos a pensar que la luz es una "materialización" del bien y el mal del mundo, que además produce una gran fuente de corrientes electromagnéticas? Pues, er... sí. Pero de hecho no debemos limitarnos a creer eso, sino que la naturaleza de "la luz" está abierta a otras interpretaciones. Sí, podemos afirmar que ese es un misterio al que no han dado una respuesta clara y concisa, y si, yo habría preferido algo más inclinado a la ciencia-ficción que a la fantasía.

Otras preguntas que dejan en el aire son por qué el humo negro se convierte en humo negro al caer a la cueva y por qué Desmond tiene los poderes que tiene. Pero claro, aquí la pregunta es "¿Qué es el humo negro?". Un hombre que sufrió un destino trágico.

El tapón del fondo de la cueva tal y como lo veo yo, tapa la energía, la "luz" mencionada anteriormente. Creo que es la misma que casi se escapa en el final de la segunda temporada, "Live Together, Die Alone", a pesar de que no había metal volando por todas partes.

Como he dicho antes, algunas de las respuestas no han sido las que algunos fans nos esperábamos, pero son respuestas, y hay un montón de ellas, y no en el último episodio, sino que se han ido relatando a partir de pistas que podemos unir restrospectivamente a lo largo de la serie.