sábado, 23 de febrero de 2008

Declaración de intenciones que, conociéndome lo poco que me conozco, es posible que no se cumplan.

Otro título para este primer post podría haber sido: "Hola, mundo", pero me pareció demasiado típico. :P

Además, el título final es mucho más representativo de mis intenciones en sí mismas.

Veamos si soy capaz de explicar eso.

Tengo muchos proyectos en mi cabeza y necesito ponerlos en orden. La última forma que se me ha ocurrido hasta ahora (y en realidad hace unas pocas horas que se me ocurrió, así que es muy probable que se me ocurra otra forma mejor :P) es inaugurar un diario-blog o ego-blog.

La idea es actualizar diariamente, aunque sea escribiendo tres líneas explicando cómo van mis progresos de mis proyectos a nivel personal y... ¿profesional? Sin dejar de lado las tonterías intrascendentes que tal vez haya protagonizado a lo largo el día.

Puede resultar interesante a los lectores de El Cielo de los espermatozoides, puesto que una de las cosas sobre las que escribiré serán los progresos de los capítulos que aún no haya publicado en la web.

Lo que también haré bastante será comentar o redactar críticas sobre los pedacitos de cultura que haya tenido el placer de consumir recientemente, tales como novelas, cómics y películas. Muchas veces me quedo con ganas de comentar este tipo de cosas con alguien y es en esos momentos cuando deseo tener un blog :P

Por regla general, no redactaré crónicas de carácter universal e intemporal como "La repercusión de los pensamientos de Sancho Panza en el campo de la agricultura" o "Esto es lo que pienso de la Wikipedia" a no ser que tenga que ver con algo que me haya sucedido hace poco, como por ejemplo que me haya (re)leído el libro del ingenioso hidalgo ese o que los dirigentes de la Wikipedia hayan mandado un equipo S.W.A.T. a mi casa y se hayan cargado a todos mis seres queridos por razones desconocidas. Aunque las reflexiones que no vienen a cuento nunca están de más y sirven para calmar el espíritu. Vamos, digo yo, se me acaba de ocurrir ahora. XD

Bueno, pues inauguremos este maravidupendo, personal e intransferible blog (c) con la recapitulación de algunos de los proyectos pendientes que me pillan más cerca y en cuántos de ellos he podido avanzar hoy.

Algunos de los proyectos:
-Terminar un trabajo que tengo que hacer para la asignatura de Publicidad, cuyo profesor ha amenazado con romperme las piernas.
-Aprobar la repesca de la muy odiada asignatura Economía, el 27 de marzo.
-Comenzar a dibujar los capítulos correspondientes al clímax de mi webcómic El Cielo de los Espermatozoides ( http://fjgarcia.comicgenesis.com ), cuya trama lleva aparcada desde diciembre.

En cuántos de ellos he conseguido avanzar:
Sólo en el tema de lo de economía, y encima los avances han sido casi imperceptibles. En fin...

Tuve la oportunidad de hacer deporte, tuve la oportunidad de dibujar, tuve la oportunidad de escribir y guionizar, y no lo hice.

En cambio me fui a cortar el pelo, que ya lo empezaba a tener bastante largo, y proseguí con la lectura del entretenidísimo libro de Boris Vian, "Que se mueran los feos".

Algo que me ha impedido hacer más cosas es que ayer descubrí la divertisísima Inciclopedia, una parodia muy bien avenida de la Wikipedia (y tan absorbente como aquella). He pasado mucho tiempo leyendo artículos y más artículos sobre Chuck Norris, Miguel de Cevantes, Tio1.jpg, y Dragon Ball entre otros.

También agregué al Incionario (parodia del Wikcionario, diccionario online editable de la wikipedia) la siguiente entrada:

Prismaticazo (sust., masc.)
1.Golpe muy fuerte propinado a una persona o a un objeto mediante el uso de unos prismáticos.
2.Prismático muy grande.
3.Nombre propio.
4.Masculino de prismaticaza.
5.Bizarro eufemismo de pene.

Es que el otro día estaba con un amigo que jugaba a un videojuego cuyo nombre no recuerdo. En un momento dado el personaje de mi amigo se vio en medio de un campo de batalla sin más objeto que unos prismáticos. Claro, ¿cuál era la única solución posible al problema? Pues liarse a prismaticazo limpio con sus adversarios.

Bueno, y hoy no hice más cosas. Bueno, sí, inauguré un blog. Espero publicar mañana una nueva entrada.

Hasta entonces.