lunes, 25 de febrero de 2008

Más intenciones implícitas en este blog.

Buenas, mis posibles lectores anónimos. Estoy escribiendo desde el aula de informática en la que trabajo como becario.

Tal vez debería hacer una recapitulación de mi jornada laboral. Salgo de casa a las 7 y gracias al maravilloso metro de Madrid llego una hora más tarde a la universidad, donde curso actualmente 1º de comunicación audiovisual. Tengo clase hasta las 12:30, me voy a la cafetería donde como en media hora* y me dirijo al aula de informática de mi facultad, donde como he mencionado anteriormente tengo un mini-trabajo de becario. Cuatro horas al día aquí (entiéndase día de la semana lectivo :P) y después toca una hora más de metro hasta llegar a casa. La cosa acaba ahí todos los días menos los martes y los jueves, en los que además tengo que asistir a clases de inglés de una hora y media.

En definitiva, 9 horas y media de jornada laboral, sin contar las dos horas diarias de metro. Tengamos en cuenta que mucha gente murió durante la Revolución Francesa de 1789 para que la gente pudiese tener al día ocho horas de trabajo, ocho horas de ocio y ocho horas de sueño. Bueno, no sé si fue en la revolución francesa, pero ciertamente recuerdo que se luchó por ello en cierto (o ciertos) periodos de la historia. :P

A lo que iba, esto lo estoy escribiendo hoy desde el aula de informática, y probablemente escribiré a esta hora gran parte de los artículos para este blog, que recordemos que me gustaría actualizar lo más diariamente posible.

Desde hace bastantes meses estaba pensando lo bueno que sería tener un blog, porque me quedaba con las ganas de escribir en algún sitio las desbarradas del día y reseñar las películas y los cómics que hubiera leído hace poco.

Como dije, el objetivo principal será poner en orden mi cabeza los proyectos que tengo pendientes. Woody Allen dice que realiza sus filmes como una especie de auto-ayuda. Algo así quiero hacer con mis textos. En estos momentos soy en general feliz, pero me encuentro con problemas tales como unas notas de primer cuatrimestre catastróficas, el hecho de que no estoy dibujando lo suficiente (y se nota en los comentarios en la web de mi cómic de algún lector, como la misteriosa R. k., a la que parece que estoy decepcionando. ¡Lo siento! u_u), y el tema de que estoy bastante desencantado con la carrera, así que lo más probable es que el año que viene la deje y me vaya a otro sitio.

Este blog tiene sus peligros. Es posible que me ocupe más tiempo en él que en otros proyectos… Pero al tratar este blog básicamente mis proyectos, tiene menos peligro que otros.

Y es que tengo muchos en mente, más de quince. La mayoría son historias largas. No tengo preferencia especial por un estilo de dibujo concreto, ni siquiera preferencia por el cómic. Pienso que una misma historia se puede contar igual de bien tanto en ese formato como en cine y literatura. Como veis, le doy más importancia al argumento en sí. Y a la narrativa y el esquema. De todas formas, creo que en el momento en que me decida a llevar a cabo mis proyectos más importantes, los dibujaré yo mismo, esperando haber alcanzado un nivel aceptable.

Los guiones los escribo en un formato muy claro, explicando la composición de la página y las viñetas, aunque en el caso de que otra persona me dibuje (que alguna vez se ha dado, aunque no mucho) dejo por supuesto mucho margen por si el/la dibujante quiere cambiar algo :)

Y aunque he hecho algunos cómic cortos o parte de otros más largos, el mejor trabajo ue he hecho por el momento (y estoy muy orgulloso de él, a ver cuándo lo termino) es El Cielo de los Espermatozoides (http://fjgarcia.comicgenesis.com).

(Después de releer este artículo, me he dado cuenta de que esencialmente no cuenta demasiadas cosas nuevas que no se hubiesen tratado ya en el primer post, pero ya que lo he escrito… hay que intentar actualizar diariamente de momento :P Artículos futuros serán en principio más interesantes… O_O)

*Estoy muy contento con mi horario europeo, ¿qué pasa? :P